E-mails rebotados

Los mails claramente rebotados lo son porque no se encuentra el correo electrónico del usuario y no es posible enviarlos. Suele deberse a correos mal escritos o que ya no existen. Los temporalmente rebotados son aquellos a los que no se ha entregado el contenido por otras causas:

  • Saturación de datos en el servidor
  • Bandeja de entrada del usuario llena
  • Envío de demasiada información
  • Fallos de conexión
  • Sospechas del remitente.

Dado que Connectif opera al margen de las plataformas que puedan estar influyendo en estas comprobaciones, no actúa sobre ellos, sino que se limita a registrar los rebotes temporales que le llegan por parte del servidor que envía los correos.

Si los correos se intentan enviar varias veces y no es posible entregarlos a destinatario, Connectif los registra como rebotes temporales. Las cuentas de correo en las que se dan rebotes temporales, dado que ya han realizado varios intentos para ser entregados antes de ser marcados como temporales, no vuelven a intentar enviarse. Si esto pasa 5 veces, es decir, si Connectif detecta que el contacto sufre un rebote temporal en 5 correos distintos con el mismo contacto, el contacto pasa automáticamente al estado "rebotado" y deja de recibir correos de ningún tipo.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 1 de 1